Que un nuevo peludito llegue a nuestras vidas siempre es motivo de fecilidad! Prepárarte para un sin fin de alegrías y sentimientos únicos que tu mascota y otros animalitos despertarán en ti.

Aquí te dejamos algunos consejos que te pueden ayudar. Llega preparado y con tus preguntas listas a la primera visita con el veterinario. Recuerda que estas son recomendaciones generales y es muy importante que tu mascota sea evaluada por un profesional.

Toma nota:

·      Prepara el terreno

Es importante que cada miembro de la familia esté consciente del papel que va a desempeñar. La llegada de unnuevo miembro es igual a nueva convivencia. Por esta razón la disciplina debe impartirse en equipo.

Un ejemplo de ello se observa en las horas de alimentación. Si alguien le da comida a una hora exacta, ninguno debería ofrecer lo mismo en otras horas.

·      Analiza cómo se comporta

Cada perro necesita un entrenamiento particular, ya que cada uno es diferente. Esto puede causar que el canino no reaccione como esperas. El entrenamiento debe ser específico de acuerdo a las características de tu mascota.

Es preciso estar atento a algún comportamiento extraño, que puede evidenciar un problema psíquico o físico.

·      Normas fáciles

Mientras más simples y fáciles de captar sean las normas mucho mejor. Recuerda que el objetivo es captar su atención. Esté método es uno de los más importantes, ya que de ello depende el tiempo de su evolución.

Un ejemplo puede ser aclararle al canino que no debe acercarse a la mesa a la hora de la comida. Esto puede lograrse con un sonido, una palabra o una seña.

·      No morder

Muchas personas juegan con sus perros como si estuviesen peleando con ellos. Incluso, algunos los instan a atacar a otras personas en modo de juego. Esto es un mal hábito.

Lo mejor es enseñarle que ese mordisco nos duele. La forma correcta de hacerlo es realizando un sonido de queja que él pueda percibir. Luego, lo ignoramos por un minuto, allí le mostramos la mano y le corregimos con palabras.

·      Educar con recompensas

Es imposible educar bien sin recompensas. Estos estímulos que pueden ser comida o caricias activan el deseo del perro de cumplir una regla. Por supuesto, la recompensa con comida debe ser moderada.

La razón es que si se le dan grandes dosis de alimentos durante su entrenamiento puede sobrealimentarse. La intención es ofrecer porciones pequeñas de contenido saludable.  

·      Ayúdale a seguir órdenes

Los movimientos son una de las claves principales para adiestrar a tu perro. Colócale una correa y enséñale a obedecer moviéndolo con firmeza. Pronuncia palabras como “ven”, “siéntate” o “quieto” mientras lo mueves.

Carrito
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?

Cargando Calendario...
Powered by Booking Calendar
- Disponible
 
- Reservado
 
- Pendiente
captcha