Puppy blues

Lo que no te dicen cuando un peludito llegue a tu vida

Tener depresión después de tener tu primer cachorro es algo ams común de lo que podrías pensar.

Sentirte triste, estresado o arrepentido son algunos de los síntomas. Es muy común que las personas a tu alrededor se sientan más felices y emocionados que tú. Y es claro, a la final no es su responsabilidad.

¡Aquí te damos algunos tips para llevar este proceso con más calma!

¿Síndrome de Puppy Blues? Lo que debes saber

Lo más probable es que hayas sufrido del Síndrome de Puppy Blues. ¿Has estado planeando tener un perro y cuando tus sueños finalmente se materializan no estás emocionado?  Si es así, estás ante uno de los síntomas del Puppy Blues.

También conocida como “depresión de cachorro”, es algo que sufres tú, no tu mascota. Así que en esta oportunidad en lugar de hablar de tu mascota nos concentramos en ti.

¿Qué ocasiona el Síndrome de Puppy Blues?

El Síndrome de Puppy Blues puede aparecer en medio de un problema con tu mascota. Esto obedece a que las dificultades de criar un perro pueden provocar conflictos  emocionales en su dueño. 

Aunque no es una condición psiquiátrica, puede hacer que te sientas muy triste, cansado y ansioso. Nadie quiere sentirse así y mucho menos cuando se tenía la ilusión de tener un cachorro, que se asocia a alegría y dulzura. 

Factores del Puppy Blues

Existen varios factores que pueden conducir a este estado. Es fundamental que puedas reconocer cuál ha sido la causa que lo genera. Aquí te contamos sobre tres de ellas.

·      Inconvenientes de entrenamiento

Entonces, ¿has estado tratando de enseñarle a tu cachorro a ir al baño y sin embargo no funciona? ¿Se tarda más de lo que esperabas en aprender?

Si comienzas a ver que tu cachorro orina y defeca por toda la casa, y luego tienes que limpiar todo el lío ciertamente no es una situación agradable. Incluso, podrías hacerlo unas cuantas veces. 

 Esto puede causar mucho estrés y molestias. Además, te puede generar ciertos sentimientos negativos en relación a tu nuevo cachorro. Por otro lado, pasar tiempo con un perro domesticado parece tener efectos beneficiosos sobre el estado de ánimo y la ansiedad de una persona.

·      Mal comportamiento

Puede ser que el cachorro que tenías en mente no se parezca en nada al que tienes. Por lo general, pintamos en nuestra mente la imagen de un perro dulce, que siempre está a nuestro lado, tierno y cariñoso.

¿Encontraste a tu mascota mordiendo y destruyendo todas las cosas que te gustan? ¿Quiere que siempre le prestes atención y, si no lo haces, empieza a gimotear y saltar? Estos son aspectos que generan reacciones negativas.

·      Compromiso financiero

Quizás soñaste con el día en que finalmente tendrías al cachorro que querías en tus brazos. Incluso, estabas emocionado por el hecho de que sería el socio que tanto necesitabas. Crees que nada puede salir mal. Sin embargo, entonces la cruda realidad te golpea.

El hecho de que sean animales no significa que no necesiten cuidados. Así como tener un bebé implica que tendrás que cuidarlo mucho, una mascota también lo requiere. Para mantenerlo sano, tendrás que pagar visitas periódicas al veterinario y sus vacunas

Además, si quieres alimentarlo con calidad tendrás que gastar una importante cantidad de dinero. Sin mencionar los juguetes y otros implementos que necesitará.

Ten presente lo que puedes esperar

A menudo se piensa que desde el momento en que un cachorro entre en tu vida, será magnífico. Sin embargo, debes recordar que los perros nos brindan amor incondicional, lealtad, compañía y protección, pero también son un trabajo duro.

Carrito
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?

Cargando Calendario...
Powered by Booking Calendar
- Disponible
 
- Reservado
 
- Pendiente
captcha